$415,00

Hasta 12 cuotas Ver más detalles
Entregas para el CP: Cambiar CP

El muñeco de apego es aquel objeto especial para el bebé, indispensable a la hora de dormir o cuando necesita consuelo y que, de alguna manera, representa a la mamá, dándole seguridad.

La función de este objeto es darle una sensación de acompañamiento, confianza y protección al bebé. Y no se trata de cualquier muñeco, sino de uno en particular al que el bebé le otorga protagonismo y que lo ayuda a transitar la etapa en la que pasa de la dependencia, de una sensación de fusión con su mamá, a una mayor autonomía. Por eso también se lo llama “objeto transicional”.

Por lo general, el muñeco de apego aparece entre los 7 u 8 meses, justamente cuando el bebé transita por la conocida como crisis o angustia del octavo mes, en la que se reconoce como un ser independiente a su mamá.

Este objeto de apego lo ayuda a superar ese momento, así como otras nuevas experiencias, por eso hay que respetarlo como tal. Aunque el apego del niño a este objeto puede aumentar a eso de los 2 años, cuando va viviendo nuevas experiencias en las que necesita de su muñeco para sentirse más seguro, como por ejemplo el comienzo del jardín, conocer nuevas personas, etc., lo más probable es que entre los 3 y 4 años, aproximadamente, el muñeco de apego vaya perdiendo protagonismo y pase de la cama a la repisa con los demás juguetes, pero esto depende de cada chico.